Untitled

Existen cuatro puntos claves para que tu cuerpo queme la grasa que tiene acumulada y que en ocasiones tiene años de estar allí.
1. Los tipos de alimentos que consumimos. (Deben ser ricos en fibra y bajos en grasas)
2. Los tiempos de comida. (Comer más veces durante el día (en pequeñas porciones) ayuda al metabolismo a mantenerse activo, lo cual favorece la quema de grasa corporal.
3. La hidratación. (Beber por lo menos dos litros de agua durante el día y un litro adicional por cada hora de ejercicio que se realice.
4. Ejercicio. (Realizar ejercicio o actividad física a diario es un factor fundamental para quemar la grasa extra, almacenada en nuestro cuerpo.

Puedes ayudar a tu organismo a quemar más grasa, consumiendo los siguientes alimentos. Inclúyelos en tu dieta diaria poco a poco y alternadamente para no aburrirte.
Ajo, Alcachofas, Alcayotas, Apio, Arándanos, Arvejas, Bacalao, Berenjena, Brócoli, Calabazas, Cebollas, Cebollín, Centolla, Champiñones, Choclo, Chucrut, Ciruelas, Coliflor, Damascos, Duraznos, Espárragos, Espinacas, Frambuesas, Frutillas, Guindas, Langostas, Lechuga, Limones, Mangos, Manzanas, Melón, Nabo, Naranjas, Papayas, Pepinos, Peras, Perejil, Pimentones, Piña, Pomelo, Porotos verdes, Puerros, Rabanitos, Repollitos de Bruselas, Repollo morado y verde, Sandía, Tomates, Uva, Zanahoria, Zapallo.
Son muchos, aunque probablemente varios ya estén dentro de tus favoritos.